lunes, 10 de mayo de 2010

Estratégias metodológicas con niños autistas


Según Carlos Mª Vázquez Reyes y Mª Isabel Martínez Feria, las personas con TEA, necesitan un ambiente estructurado, tanto en el espacio como en el tiempo. Dicha enseñanza estructurada necesita una serie de estrategias educativas que tengan en cuenta la realidad del mundo autista y que traten de forma directa las necesidades educativas especiales de estos niños. Es importante emplear los recursos y materiales adecuados y adaptados a su estilo de aprendizaje.
Podemos señalar las siguientes estrategias metodológicas:

•El horario es fundamental pues se evitan problemas de conducta dentro del aula y por otra parte les da autonomía. Cada niño, de forma individualizada, diariamente realiza su horario propio. Los pasos a seguir para realizar el horario son:
1.Fotografías o materiales reales
2.Pictogramas
3.Palabras escritas
En algunas ocasiones colocan la palabra escrita desde el principio del proceso debajo de las fotografías y pictogramas.
•La coordinación con los padres y madres debe ser estrecha, debido a que su información es la más valiosa. Deberán tomar nota de todos los cambios que observan en sus hijos, así como de cualquier duda que pueda surgir en alguna situación. Este cuaderno deberá ser revisado diariamente.
•La conexión entre la escuela ordinaria y el centro de autismo debe ser primordial: El centro de autismo debe de tener en cuenta los objetivos que se van a trabajar en la escuela ordinaria y llevarlos a cabo con ese niño de manera individual en sus aulas, intentando reforzar las n.e.e. que tiene el niño.
•El centro ordinario debe intentar adaptar ciertas actividades a sus n.e.e. para que el niño sea capaz de entender las actividades que va a realizar durante todo el día.
•Se debe partir de los conocimientos previos de cada alumno para que este los utilice como base para los nuevos aprendizajes.
•Es imprescindible fijar correctamente las estrategias y conductas adecuadas para poder iniciar y participar de la forma más activa posible en el proceso de enseñanza-aprendizaje al que se enfrentan.
•Los objetivos que nos propongamos deben ser de acuerdo a su edad cronológica evitándonos planteamientos abstractos que no puedan asumir.
•Musicoterapia: les permite comunicarse con lo que les gusta.
•El proceso de enseñanza-aprendizaje debe realizarse de forma motivadora teniendo muy en cuenta los gustos e intereses personales del niño.
•Utilizar la clasificación y el emparejamiento como punto fundamental en nuestro sistema de trabajo.
•Emplear rutinas que puedan ser modificadas posteriormente.
•Sistema bimodal: Uso de gestos y habla, para comunicarse siempre que sea necesario, la comunicación es lo más importante, se utilizan los signos de sordos, así podrán ser entendidos tanto por las familias como por los profesores.
•El lenguaje verbal debe ser conciso y con palabras cortas y claras.
•Las actividades tienen que ser muy claras, los niños tienen que saber cuando comienza y cuando acaba una actividad.
•Uso preferente de la movilidad visual, siendo la información clara, escueta y sin adornos, utilizando materiales pictográficos y analógicos aprovechando sus habilidades viso-espaciales. Cada lugar lleva su foto asociada con lo que van a encontrar dentro.
•Evitar estímulos innecesarios, que confunden al niño, que centran su atención en lo irrelevante.
•Debemos fomentar la enseñanza en entornos naturales.
•El niño debe tener la ayuda mínima necesaria para que sea capaz de resolver cualquier situación en la que se encuentre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada